Risotto de setas y trigueros

Risotto-001
Hoy nos toca elaborar un plato muy muy especial con un exquisito arroz aragonés y que no es otro que Prados del Colono de Valmuél (Teruel).
Otra exquisita receta que debemos a nuestro “Master Chef” particular, Alejandro Chueca y que como veréis, no necesita ningún curso ni programa de televisión para saber que es uno de los mejores cocineros amateurs que me he encontrado nunca. 
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

2 Vasos de Arroz Prados del Colono
1 Diente de ajo
1 Cebolla mediana
1 Puerro
½ Pimiento rojo
Setas variadas
12 Espárragos trigueros (2 por plato)
¼ Vaso de vino blanco
1 cucharada de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
Sal
Pimienta negra, pimienta rosa y blanca
Especias (orégano, perejil y guindilla) al gusto
1 Cucharada de queso mascarpone.
3 Cucharas de queso estilo parmesano o Idiazábal
ELABORACIÓN
Primero tendremos que elaborar un buen caldo de carne con sus ingredientes habituales (carcasa de pollo, alguna verdura al gusto, trocito de jamón, etc) o si vas un poco pillad@ de tiempo, lo puedes comprar ya hecho.
Rallamos queso parmesano y hacemos la teja. Para realizarla, en un molde antiadherente o en un papel de horno, ponemos un poco de queso y gratinamos a unos 200ºC, hasta que quede fundido. Dejamos enfriar y reservamos para la presentación.
Para el Risotto, en una cazuela ponemos una cucharada de aceite de oliva Olivalia con la cucharada de mantequilla y pochamos todas las verduras (espárragos trigueros solamente 4 de los 12 que tenemos, el resto será para decorar) cortadas al gusto. Es conveniente que no sean trozos muy gruesos para que resulte agradable al comerlo.
Añadimos el vino blanco, y seguidamente el arroz, dándole unas vueltas para que se integren los aromas con el fuego a una potencia media, nunca fuerte.
Conforme empiece a evaporar el vino blanco, incorporaremos cazo a cazo, el caldo. El truco fundamental del Risotto es añadir el caldo caliente de poco en poco, y no parar de remover, para que el arroz suelte el almidón y nos quede una textura melosa.
Cuando observemos que el grano de arroz ya está casi hecho, pero le queda unos dos o tres minutos, incorporamos el queso mascarpone y el queso parmesano, damos unas vueltas y rectificamos de sal y pimienta. También podemos añadir un poco de aceite de oliva en este paso, para reforzar el sabor.
Al final, a la hora de servir, añadimos las especias al gusto y espolvoreamos más queso parmesano.
Para la presentación, colocamos la teja de queso encima de la ración de risotto y un par de espárragos trigueros por ración hechos a la plancha previamente.
Como veréis en la fotografía, en la base del plato podéis poner un “brochazo” de Aceto balsámico. Le dará un toque especial.

Publicado en Especiales, Productos | Deja un comentario

Rosquillas de anís

rosquillas-001
Para hoy tenemos una curiosa, divertida y barata receta de un postre típico de la Semana Santa y que tenemos que agradecer a Alejandro Chueca.
Nunca he sido de elaborar muchos postres, pero tengo que reconocer que si todas las recetas fuesen como estas me apuntaría a algún concurso de esos de la tele para ponerlas en práctica.
Pruébala y verás que exquisitez de postre.
INGREDIENTES
1 Huevo fresco
2 Cáscaras de aceite de girasol
2 Cáscaras de licor de anís
2 Cáscaras de leche
2 Cucharadas de azúcar
1 Sobre de gaseosa (tigre)
Harina la que admita
Ralladura de limón o de naranja
ELABORACIÓN
Vertemos el huevo en un recipiente, con la misma cáscara, usándola como medidor vamos echamos los demás ingredientes.
Las 2 cáscaras de aceite de girasol, las 2 de anís, las 2 de leche, las 2 cucharadas de azúcar y la gaseosa de sobre.
Con la harina hay que tener cuidado, echamos la que admita, sabremos que debemos parar, cuando la masa comience a despegarse de las manos. Debe de quedar pastosa pero firme, no líquida.
Una vez la tengamos al punto, dejamos reposar la masa una media hora aproximadamente.
Una vez haya reposado la masa, hacemos bolas de masa no muy grandes y el agujero característico de las rosquillas.
A continuación, las freímos en abundante aceite de girasol de manera que las cubra. Cuando comiencen a flotar en el aceite y adquieran un color tostado, las sacamos y pasamos por azúcar.
*Con las medidas de la receta, o sea, con 1 huevo salen unas 20 rosquillas.
Espero que os haya gustado y os salgan como las de la foto.

 

Publicado en Celebraciones, Postre | 1 comentario

Huevos al plato con Provolone

huevos-001
Hoy tengo el placer de poder compartir con tod@s vosotr@s una receta de un gran amigo y mejor cocinero.
José Manuel Martínez “Boss” (para los amigos) nos envía desde su blog  http://tuprimeracocinachispas.blogspot.com.es/ una receta espectacular y que seguro os va a encantar
Previo permiso del autor (que por cierto está encantado de hacerlo) la comparto en este blog tal y como el la publica en el suyo.
Espero que os guste!!!!

HUEVOS AL PLATO CON PROVOLONE

Un plato rústico para la comida de hoy!
En una sartén con un chorrito de un buen aceite de oliva, como por ejemplo “Olivalia“, de aquí de Aragón, pochamos 1 cebolla cortada en juliana y 1 pimiento verde pequeño cortado en rodajas o en daditos, al gusto, junto con un poco de sal.
Después añadimos 1/4 de chorizo para freír bien picado. En este caso ha sido un chorizo gallego y ahumado, muy rico!
Cuando se ha cocinado el chorizo, hemos incorporado 6 champiñones limpios cortados cada uno en 4 trozos y hemos salpimentamos levemente el conjunto.
Pasados 5 minutos aproximadamente, apagamos el fuego y reservamos.
Mientras, hemos puesto en una pequeña tartera de barro 1/2 vaso de salsa de tomate casera, aunque si no disponéis de ella, podéis usar tomate triturado.
Seguidamente incorporamos el contenido de la sartén escurrido ligeramente.
Podemos aromatizar un poco el plato con alguna hierba como orégano, perejil…
Cascamos 3 o 4 huevos encima y colocamos unos cuantos dados de queso Provolone.
Todo al horno precalentado a 200ºC unos 10 minutos, o hasta que la clara de los huevos esté hecha y el queso derretido.

Comed con precaución, quema!

Publicado en Celebraciones, Entre amigos, Especiales, Para compartir, Productos, Segundos | 1 comentario

Perdiz en escabeche

Perdiz en escabeche-001
Hacía unos días que no hacía una entrada de receta en el blog (ya perdonaréis pero he estado un poco liado estos días) y reaparecemos con toda la fuerza que tiene un plato tan tradicional como es la perdiz escabechada.
Otra receta que tengo que apuntar en el haber de mi alumno más destacado y que no es otro que Alejandro Chueca.
Supongo que como el otro día le traje un exquisito pan de mi pueblo (Bardenas) y las mejores tortas de manteca de mundo (también de mi pueblo) me ha enviado la receta para agradecérmelo.
Por cierto y hablando de Bardenas, si tenéis ocasión de probar los productos que hacen en la panadería Soteras mis amigos Domingo, Mariano y José Ángel, no vais a querer probar otros seguro.
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
2 Perdices medianas
2 Hojas de laurel
4 Dientes de ajo
1 Ramita de romero fresco
1 Ramita de tomillo fresco
8 Bolitas de pimienta negra en grano
1/2 Cucharada de café de pimentón dulce
4 Rodajas de guindilla roja seca
1 Zanahoria
1 Cebolla dulce de Fuentes
2 Alcachofas
1/2 Taza de vinagre de vino blanco o manzana
1/2 Taza de vino blanco
1/2 Taza de agua
1 Taza de aceite de oliva virgen extra Olivalia
Pimienta negra molida
Sal
ELABORACIÓN
Primero salpimentamos las perdices. Ponemos en la olla donde las vayamos a guisar un buen chorro de aceite Olivalia y las doramos a fuego fuerte por todas las caras de la perdiz.
Una vez estén bien doradas, retiramos las perdices en un plato (las incorporaremos más tarde) y añadimos la taza de aceite.
Bajamos a fuego medio y añadimos los dientes de ajo. Es importante que el aceite no esté muy caliente para que los ajos se “confiten” y no se frían demasiado rápido porque amargarán el guiso.
Una vez estén los ajos confitados, añadimos los granos de pimienta, las rodajas de guindilla roja, el laurel, el romero y el tomillo.
Lo tenemos todo unos dos minutos dándole vueltas continuamente y a continuación añadimos la zanahoria y la cebolla dulce cortada en trozos gruesos.
Cuando hayáis rehogado las verduras con el resto de ingredientes durante unos tres minutos, añadimos el vino blanco y las tazas de vinagre y agua.
Cuando rompa a hervir, le añadimos la media cucharada de pimentón dulce y lo rectificamos de sal.
A continuación subimos el fuego e incorporamos las perdices que ya tenemos doradas.
Lo dejamos todo a fuego medio durante una hora y media aproximadamente o hasta que pinchéis la perdiz y notéis que ya está tierna.
Un consejo, si utilizáis perdiz de monte le costará un poco más hacerse.
Una vez lo tengáis tierno y a vuestro gusto de sabor toca presentarlo en la mesa, pero antes quitáis las hojas de las alcachofas hasta que os quede el corazón blanco y lo cortáis en rodajas no muy gruesas quitando la punta de las hojas y el del rabo.
En una sartén ponéis un poco de aceite Olivalia y las freís hasta que queden bien tostadas tipo chips.
En cada ración, ponéis una perdiz y ponéis verduritas y encima unas rodajas de la alcachofa frita.
* Este plato lo podéis aplicar también con codornices, pichón o picantones (pollo pequeño).
Espero que lo disfrutéis tanto como yo el día que lo hice.

Publicado en Carnes, Especiales | 1 comentario

Alcachofas salteadas con jamón

la foto 5-001
Para esta semana, una receta sencilla y tradicional, pero que es un auténtico manjar cuando el producto es de temporada.
Compramos una alcachofas de la huerta de Zaragoza y dudamos si hacerlas rebozadas o preparar un primero con salteado de jamón y patatas.
Acertamos al prepararlas así. Estaban verdaderamente exquisitas.
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
8 Alcachofas naturales
1/2 Cebolla dulce
100 g. de jamón de Teruel a taquitos
1 Patata mediana
Aceite de Oliva virgen extra Olivalia
Sal
ELABORACIÓN
Primero tenemos que poner a cocer las alcachofas. Para esta receta utilicé un método que vi en el programa de La Pera Limonera de Aragón TV de mi buen amigo Daniel Yranzo y Pedro Oliva que me gustó y resultó muy interesante.
Normalmente, antes de poner a cocer las alcachofas en la olla express, las limpiaba bien de hojas dejando solo el cogollo blanco. Pues bien, en lugar de hacerlo así, limpié un poco las hojas de fuera y la puse a cocer enteras.
Así conseguirás que no se te rompan.
Una vez cocidas las alcachofas siguiendo las indicaciones de tu olla express, las reservas en el agua hasta que las utilicemos más tarde.
En una sartén ponemos unas cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olivalia y añadimos la media cebolla cortada en juliana muy fina.
Cuando empiece a transparentar, ponemos una pizca de sal (ojo con la sal que tenemos que añadir el jamón serrano) y añadimos la patata cortada a cuadraditos.
Lo tenemos todo durante unos cinco o siete minutos a fuego medio hasta que veáis que la patata está frita y separada.
Una vez tengáis frita la patata y la cebolla, añadís el jamón de Teruel.
Seguidamente apartáis la sartén del fuego ya que con el calor que tiene será suficiente para que se acabe de hacer todo.
A continuación escurrís las alcachofas y les quitáis las hojas sobrantes hasta que os queden los cogollos blancos (veréis la diferencia y lo buenas que quedan).
Una curiosidad. Cuando saquéis las alcachofas os parecerá que aun están duras, ya que las capas exteriores se quedan más tiesas, pero el interior queda súper tierno.
Una vez limpias las alcachofas y bien escurridas, las añadís a la sartén con la cebolla la patata y el jamón y le dais unas vueltas con mucho cuidado de que no se os rompan mucho para la presentación del plato.
Yo las partí en cuatro trozos, pero si las queréis dejar enteras, quedarán mejor para presentarlas en la mesa (esta me la he apuntado yo también).
Presentáis en una bandeja individual o en una fuente y a disfrutar de este maravilloso plato de temporada.
Espero que os guste y os salgan tan ricas como las de la foto.

Publicado en Especiales, Productos | Deja un comentario

Empanadillas de boloñesa y Gorgonzola

la foto 1-001

Esta es una de esas recetas que te sirve igual para una celebración como de tapa entre amigos.
La base de esta receta, es la típica salsa boloñesa de los spaguetti con menos tomate, añadiéndole un toque diferente con el taquito de queso, que al fundirse dentro de la mezcla cuando se fríe, crea una mezcla de sabores verdaderamente sorprendente.
INGREDIENTES PARA 16 EMPANADILLAS
1 Paquete de masa de empanadillas
250 g. de carne picada mezcla ternera y cerdo
150 g. de queso Gorgonzola
1/2 Cebolla tierna
1 Taza de tomate frito casero
1/2 Vaso de vino blanco
Orégano seco en polvo
Sal
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
ELABORACIÓN
Lo primero que haremos para elaborar esta receta, es preparar el relleno de boloñesa como si fuese para unos spaguetti.
Poner en una sartén unas 5 cucharadas de aceite virgen extra Olivalia y añadir la media cebolla cortada en juliana muy fina.
Cuando empiece a transparentar, le ponéis una pizca de sal para que acabe de sudar y a continuación añadís la carne picada.
Dais vueltas a todo hasta que la carne empiece a coger color y ponéis otra pizca de sal y el medio vaso de vino blanco.
Lo tenéis todo durante cinco minutos hasta que evapore el alcohol del vino. Es el momento de añadir un poquito de orégano seco y la taza de tomate frito casero.
Otros cinco minutos todo junto a fuego medio, lo sacáis del fuego y lo dejáis reposando y tapado hasta que la mezcla quede templada.
A continuación ponéis en cada oblea de empanadilla una cucharadita de la mezcla y un trocito de queso gorgonzola. Cerráis la empanadilla y con un tenedor acabáis de sellarlas.
Ponéis en una sartén abundante aceite Olivalia y las vais friendo hasta que queden doraditas por los dos lados.
Les quitáis el exceso de aceite en un papel absorbente de cocina y las presentáis a la mesa lo antes posible para que no se enfríe el interior y que el queso al morderla salga derretido.
Os van a encantar, seguro!!!

Publicado en Carnes, Celebraciones, Tapas | 2 comentarios

Cardo frito

CARDO BUENA-001
Con un producto tan aragonés y tan rico, por muy sencilla que sea la receta siempre sale exquisita. Es lo que le pasa a este plato, con tres ingredientes, elaboras un primero que está para chuparse los dedos.
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
1 Bote de cardo en conserva
1/2 Cebolla dulce mediana
1 Cucharada sopera de harina
Sal
Aceite de oliva virgen extra arbequina Olivalia
ELABORACIÓN
Ponéis el cardo del bote a escurrir y en agua hirviendo. Lo tenéis unos 5 minutos para que acaben de cocerse los trozos que no lo estén lo suficiente.
Mientras se cuece, en una sartén ponéis una chorrada elegante de aceite virgen extra Olivalia y ponéis a freír la cebolla dulce cortada lo más fina que podáis.
Cuando empiece a transparentar la cebolla le añadís una pizca de sal y la dejáis que acabe de sudar.
Cuando veáis que la cebolla empieza a tostarse, añadís la cucharada de harina y le dáis vuelta a todo  hasta que empiece a tostarse la cebolla.
Es hora de escurrir muy muy bien el cardo y añadirlo a la sartén con la cebolla y la harina.
Le dais una vueltas (si es sin utensilio mejor, así no se romperá el cardo) y listo para servir.
Si os queda como el de la foto de sabor, os garantizo que está para chuparse los dedos.
Y ya sabéis, cuantos más productos de Aragón consumáis, mejor vais a estar de salud, así que de vosotros depende.

Publicado en Celebraciones, Especiales | 1 comentario

Lasaña de morcilla y setas

WP_20140209_003-001
Este era un plato que quería compartir con vosotros hace días, ya que la primera vez que lo hice, tuvo mucho éxito entre los comensales que vinieron a casa a probarlo.
Es un plato que tiene las tres premisas principales de este blog de cocina. Sencillo, barato y buenísimo, así que, manos a la obra.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
3 Morcillas de arroz (yo uso de Cárnicas Gallego de Villanueva de Gállego)
12 Placas de lasaña precocida
1/2 Bandeja de setas de cardo
1 Lata pequeña de champiñón laminado
1/2 Cebolla dulce 
2 Cucharada de harina
Queso Emmental para gratinar
Leche
Sal
Aceite de oliva virgen extra arbequina Olivalia
Aceite de girasol
ELABORACIÓN
Comenzaremos troceando la media cebolla dulce (yo uso de Fuentes de Ebro, que es exquisita) en trocitos pequeños y reservar.
A continuación le quitáis la piel a las morcillas (si son de Cárnicas Gállego, mejor) y las troceáis (no hace falta que sean trozos pequeños porque luego al freírla se deshace) y reservar.
Trocear, como la cebolla, la media bandeja de setas de cardo y la lata pequeña de champiñón y reservar.
En una cacerola plana, ponéis una chorrada de aceite virgen extra Olivalia y añadís la cebolla. Cuando empiece a transparentar, ponéis un poquito de sal para que acabe de “sudar”. A continuación incorporáis las setas y el champiñón troceado y lo mezcláis bien con la cebolla. Cuando lo hayáis tenido todo unos dos minutos, incorporáis la morcilla troceada y lo revolvéis todo hasta que se os deshaga la morcilla y os quede como una pasta para croquetas.
Una vez lo tengáis todo en su punto, ponéis una cucharada rasa de harina para que os ligue todo y lo tenéis unos cinco minutos para que se cocine la harina con todo y no sepa luego.
Le vais incorporando leche hasta que os quede una pasta sólida, pero suave (este será el relleno) y reserváis.
A continuación preparáis una bechamel no muy espesa con aceite de girasol, harina y leche. Tenéis la elaboración en varias recetas del blog.
En una bandeja pirex para el horno, ponéis unas cuatro cucharadas en el fondo para que no se os peguen las placas de lasaña.
Ponéis una placa por comensal y encima de cada placa dos cucharadas de la mezcla de morcilla.
Otra placa y la misma operación. A continuación ponéis encima la tercera placa y sobre esta añadís la bechamel de tal manera que las cubra totalmente.
Encima añadís el queso Emmental y con el horno precalentado a 250º lo dejáis en la posición media del horno unos 10 minutos para que se caliente todo bien y se cocinen las placas.
A continuación ponéis el horno en posición de gratinar y subís la bandeja para que se acabe de tostar el queso durante más o menos unos 4 minutos.
De cualquier modo esta última operación dependerá de la fuerza que tenga el horno, así que, lo vais controlando para que no se os queme.
Ya la tenéis lista para servir a la mesa y que la degusten los invitados.
Será un éxito seguro!!!! os lo garantizo.

Publicado en Especiales, Plato único, Tapas | 9 comentarios

MINICHUECAS FLAMBEADAS CON FRESAS

crepes flambeadas-001
Esta semana he recibido esta genial receta, de mi alumno gastronómico más destacado y uno de los más fieles seguidores de este blog, Alejandro Chueca.
Con tan solo 18 añitos (quien los pillara, con lo que se ahora) domina el arte de las cacerolas y los guisos como pocos y rara es la vez que he estado en su casa y no lo he encontrado estudiando y a la vez controlando el horno con una pizza especial o preparando una ensalada o cualquier otra receta de Master Chef.
Así que esta receta tengo que decir que es suya y solo suya, pero me ha parecido tan especial que no he podido menos que colgarla en mi blog.
Os la transcribo tal y como me la envía Alejandro
INGREDIENTES
PARA LAS CREPPES

2 Huevos frescos
100 gr de harina
¼ de vaso de agua
¼ de vaso de leche
50 gr de mantequilla pomada
Sal
Ralladura de naranja
PARA LA SALSA
50 gr de mantequilla (no fundida)
3 Cucharadas de azúcar
Zumo de 1 naranja
1/2 copita de brandy
PARA LAS FRESAS
1/2 Kilo de fresas
1 Chorrito de vinagre de Módena
1 Cucharada de azúcar
ELABORACIÓN
De los creppes: Mezclamos todos los ingredientes y dejamos reposar en el frigorífico (si se queda espesa la masa añadir un poco más de leche)
Calentamos una sartén, engrasamos con mantequilla y vamos haciendo las creppes con cuidado que no os queden gruesas y reservamos.
De la salsa: Ponemos el azúcar y la mantequilla al fuego en una sartén hasta que coja color el azúcar, echamos el zumo de la naranja y dejamos reducir.
Ahora bajamos el fuego al mínimo e introducimos los crepes una a una, de forma que se bañen en la mezcla.
Una vez hecho esto, añadimos el brandy y lo flambeamos y así queme el alcohol. Sacamos a un plato y reservamos.
Para las fresas: En un recipiente ponemos las fresas cortadas en cuartos con el azúcar y el vinagre. Este paso es mejor si se hace unas horas antes para que suelten el jugo.
Ya por último ponemos estas fresas encima de los crepes y regamos un poco con el vinagre.
Nota: Para la salsa se puede poner cualquier licor, yo he puesto brandy pero también se puede usar whisky, ron… (Ojo al flambear no pasarse con la cantidad de licor porque sube mucho la llama y aparte tener apagada la campana). También en vez de hacerlo con naranja podemos sustituirlo por zumo de manzana, mandarina o un licuado de frutos rojos.

Publicado en Celebraciones, Postre | Deja un comentario

Puerros “Bardeneros” con salmón

buena recortada-001
El otro día estuve con mi compañero Joaquín por mi pueblo, Bardenas, en las Cinco Villas y quedamos con mi gran amigo Javier Larraga, que además de tener uno de los mejores aceites de Aragón, Olivalia, nos regaló un buen manojo de puerros criados a lado de la Estanca del Bolaso elegidos a propósito para la elaboración de este plato.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
12 Puerros no muy gruesos
6 Filetes de salmón ahumado
Queso Emmental para gratinar
PARA LA BECHAMEL
Harina
Leche
Sal
Aceite de girasol
ELABORACIÓN
Lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer los puerros una vez los hayamos lavado bien debajo del grifo y de quitarles la primera capa por eso de que siempre queda un poco de tierra.
En la olla expres los ponéis con agua y una cucharada de sal (rasa) en el nivel 1 durante tres minutos (igual que si fuesen una judías verdes o cualquier otra que hagáis).
Una vez que hayan pasado esos tres minutos, ponéis la olla debajo de agua fría para cortarles la cocción (si los dejáis hasta que baje el aro se os desharán), los escurrís y los reserváis.
Cuando estén templados, los ponéis en una pirex o bandeja de horno y ponéis los seis filetes de salmón ahumado cortado a tiras finas por encima (guardar un poco de salmón para decorar el plato).
A continuación, hacéis la bechamel. Un chorrito de aceite de girasol en una cacerola, le añadís una cucharada rasa de harina y con una varilla lo removéis hasta que se disuelva en el aceite. A continuación, cuando veáis que se empieza a tostar la harina, vais añadiendo leche, sin dejar de remover con la varilla hasta que os quede la bechamel a vuestro gusto. Es recomendable no hacerla demasiado espesa para que el plato no se haga muy pesado.
Ponéis la bechamel por encima de los puerros con el salmón y encima de la bechamel una buena cantidad de queso Emmental para gratinar.
Al horno unos cinco minutos en la posición de gratinar y ya está preparado para servir.
Un plato sencillo, original y que hará que consumamos productos de la Tierra que al fin y al cabo es lo que va a ayudar a nuestros productores a salir del bache.
Salud y espero que os haya gustado.

 

Publicado en Especiales, Plato único | Deja un comentario