Ensalada fresca de patata

IMG_20160615_142234
Para hoy os he preparado una receta que me remonta muchos años atrás cuando mi madre nos la hacía en verano en Bardenas y que me trae muy buenos recuerdos de infancia. Es una ensalada de verano, fresca, fácil de hacer, muy económica y que os sacará de más de un apuro estos días de calor.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 Patatas medianas
2 Huevos duros
10 Tomates Cherry
2 Latas de atún en aceite
1 Lata de anchoas en aceite
1 Cucharadita de mostaza Louit
Sal marina
Sal Maldón
2 Cucharadas de vinagre de vino o similar
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Primero, tendremos que poner a cocer las patatas en una cacerola con agua suficiente para que cubra las patatas. Añadir media cucharada de sal marina al agua y las tenéis durante 10 minutos aproximadamente a fuego medio (sin que deje de hervir el agua). A partir de los 10 minutos de cocción, ir comprobando con un palillo largo o similar si las patatas están cocidas pinchando en varios puntos de las patatas.
Cuando el pincho se hunda lo suficiente sin que las notéis demasiado blandas, las sacáis del agua y las ponéis a remojo debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción. Reservarlas en la nevera hasta que montemos la ensalada.
A continuación, si no los habéis comprado ya cocidos, cocéis dos huevos y realizáis la misma operación que con las patatas. Agua fría y nevera hasta la preparación de la salsa.
Una vez hechas estas dos operaciones, toca preparar la salsa. Peláis los huevos duros y sacáis las yemas que pondréis en un recipiente. Con un tenedor, chafáis las yemas y añadís una pizca de sal marina, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olivalia, las dos cucharadas de vinagre y la cucharadita de mostaza Louit. Lo mezcláis todo bien y reserváis en la nevera hasta que montéis el plato.
Cuando las patatas estén frías (yo las dejo cocidas el día anterior), las peláis y las cortáis a rodajas no muy gruesas (como de un dedo más o menos).
En un plato o bandeja lo suficientemente grande, ponéis las rodajas extendidas y les ponéis por encima de cada rodaja una pizca de sal Maldón.
A continuación repartís las dos latas de atún en aceite por encima de cada patata teniendo en cuenta que todas las patatas tengan más o menos la misma cantidad de atún para que no se queje nadie. Una vez hecho esto, toca poner encima de cada patata, un filete de anchoa en aceite y un tomate cherry cortado por la mitad.
Cuando tengáis este último paso hecho, sacáis la salsa que habéis elaborado con las yemas y la mostaza de la nevera y con una cuchara rociáis por encima de cada una de las rodajas para que todas tengan su ración de salsa y queden jugosas.
Ya tenemos el plato casi terminado. Solo falta que paséis las claras del huevo duro por un rallador y lo esparzáis por encima de toda la ensalada. Si no tenéis rallador lo podéis hacer con un cuchillo pero cortando trocitos no muy grandes de clara.
Una ver realizado este último paso, ya la podéis servir en la mesa.
Tener a mano un buen pan de hogaza porque la salsa que queda en la bandeja o en los platos con el tomate cherry y la salsa de mostaza, está para untar un pan entero, ya os lo advierto…
Espero que os haya gustado y la pongáis en práctica pronto para que podáis contarme como os ha salido y si habéis triunfado con vuestros invitados.

Esta entrada fue publicada en Ensaladas, Entre amigos, Especiales, Para compartir. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *