Tostada de pollo con soja


El otro día mirando en la nevera, a la hora de la comida encontré varios ingredientes que me inspiraron a probar esta receta. La verdad es que el resultado fue fantástico y la repetiré más veces, seguro.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
4 Filetes de pechuga de pollo medianos
6 Champiñones
1 Cebolla tierna mediana
Queso para gratinar (a elegir)
1 Vasito de salsa de soja
4 Rebanadas de pan de hogaza tostadas
Sal
Pimienta negra molida
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Primero cortaremos las pechugas de pollo a tiras no muy anchas y reservaremos. A continuación, la cebolla tierna, también en tiras finas (juliana) y el champiñón en láminas.
Una vez que tengamos todo cortado, echamos unas 4 cucharadas de aceite Olivalia en la sartén, salpimentamos las tiras de pechuga y las vamos friendo. Cuando estén hechas, las sacamos de la sartén y reservamos. A continuación en la misma sartén, vamos pochando la cebolla a fuego no muy fuerte. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, añadimos el champiñón y le añadimos una pizca de sal (no añadáis mucha sal porque luego la soja le da mucho sabor).
Cuando la cebolla y el campiñón ya esté a vuestro gusto, incorporamos las tiras de pechuga que ya teníamos previamente fritas y lo mezclamos bien. Una vez lo tengamos buien mezclado, añadimos en vasito de soja y le vamos dando vueltas hasta que evapore la salsa y quede reducida. Por eso tenéis que tener cuidado con la sal que añadís, tanto al pollo como al resto de ingredientes, ya que al reducir la salsa de soja, adquiere mucha poténcia de sabor.
Bueno, pues ya tenemos la mezcla, así que la dejamos reposar un poco mientras tostamos las rebanadas de pan de hogaza y lo preparamos para montar el plato.
Poner en cada rebanada de pan tostado un par de cucharadas de la mezcla del pollo con soja hasta que cubra la tostada.
Las disponéis en la rejilla del horno con un papel de hornear y le añadís el queso de gratinar por encima hasta que cubráis bien las tostadas.
Las metéis al horno en posición “gratinar” unos 8-10 minutos y cuando veáis que el gratinado está a vuestro gusto, estarán listas para servir.
Las podéis acompañar con una ensalada fresca de escarola o lechuga para contrastar el sabor fuerte de la soja.
Otra receta fácil, barata y rápida de hacer este verano.
Espero que os guste!!

 

Publicado en Entre amigos, Especiales | Deja un comentario

Ensalada de patata de verano


Siempre que pruebo este plato (en esta ocasión, la hizo Mabel) me vienen a la cabeza los días de verano, siendo un renacuajo aun, en mi pueblo, Bardenas y mi madre elaborándola en esa enorme cocina, donde cabía medio pueblo, si no entero.
Es, como casi todos mis platos, sencilla, barata y muy refrescante para estos días.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 Patatas medianas
2 Huevos duros
2 Latas de atún en aceite
1 Lata de puntas de espárrago
Sal marina
Sal Maldón
2 Cucharadas de vinagre de vino o similar
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia
Perejil seco para decorar

ELABORACIÓN
Para evitaros el paso de la cacerola, el agua con sal y un buen rato al fuego, os paso otro sistema que pusimos en práctica el otro día y que nos dio un resultado óptimo y súper limpio. Poned las dos patatas bien lavadas,  en un recipiente tipo pirex o similar tapadas con papel film transparente y las metéis en el microondas unos 6 minutos a potencia máxima. Una vez transcurrido este tiempo, pincháis (con cuidado del vapor) las patatas con un palillo para comprobar si están hechas. Seguramente las tendréis que poner unos tres minutos más (dependiendo del tamaño de las patatas). Nosotros así lo hicimos.
Cuando el pincho se hunda lo suficiente sin que las notéis demasiado blandas, las sacáis del microondas y las ponéis un ratito a remojo debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción. Reservarlas en la nevera hasta que montemos la ensalada.
A continuación, si no los habéis comprado ya cocidos, cocéis dos huevos y realizáis la misma operación que con las patatas. Agua fría y nevera hasta la preparación de la salsa.
Una vez hechas estas dos operaciones, toca preparar la salsa. Peláis los huevos duros y sacáis las yemas que pondréis en un recipiente. Con un tenedor, chafáis las yemas y añadís una pizca de sal marina, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olivalia y las dos cucharadas de vinagre. Lo mezcláis todo bien y reserváis en la nevera hasta que montéis el plato.
Cuando las patatas estén frías, las peláis y las cortáis a rodajas no muy gruesas (como de un dedo más o menos).
En una bandeja lo suficientemente grande, ponéis las rodajas extendidas y les ponéis por encima de cada rodaja una pizca de sal Maldón.
A continuación repartís las dos latas de atún en aceite por encima de cada patata, los espárragos y las yemas de los huevos duros cortadas a trocitos.
Cuando tengáis este último paso hecho, sacáis la salsa que habéis elaborado con las yemas de los huevos duros y con una cuchara rociáis por encima de cada una de las rodajas para que todas tengan su ración de salsa y queden jugosas.
Ya tenemos el plato casi terminado. Solo falta que pongáis un poquito de perejil seco por encima para decorarlo y listo.
A la nevera de nuevo para que esté bien fría y ya la podéis servir en la mesa.
Espero que os haya gustado y la hagáis en estos días de calor.
Seguro que a más de un@ también os trae recuerdos de vuestra infancia.

Publicado en Ensaladas, Para compartir | 4 comentarios

Milanesa a la Pizza (BioTTernera)

img_20161107_142838
Hace unos días, mi amigo Kike de BioTTernera del pueblo de Biota, en las Cinco Villas zaragozanas, me envió una caja con varios de los exquisitos productos que comercializa, para deleite del paladar de Mabel y mío.

14915276_325928791097997_8640218995117339369_n
Entre los paquetes al vacío de producto, había uno de filetes de BioTTernera de 1ª Categoría y se nos ocurrió preparar un plato que hacía mucho tiempo que no hacíamos. Un plato que además de sencillo, es barato y contundente.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
4 Filetes de ternera de 1ª Biotternera
4 Filetes de jamón york
4 Filetes de queso para fundir
8 Rodajas de tomate maduro
Pan rallado
Orégano seco
Sal marina
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Primero, sacaremos los filetes de ternera y los salaremos por ambos lados. Una vez hecho esto, los pasamos por el pan rallado y los freímos en la sartén y reservamos. En una bandeja de horno (preferiblemente una pirex o similar), colocamos los filetes empanados y fritos procurando que no monten unos con otros a modo de base de pizza. A continuación ponemos encima de cada filete 2 rodajas de tomate, el orégano seco espolvoreado, un filete doblado de jamón york y un filete de queso de fundir. Ponemos un poquito más de orégano seco por encima del queso y lo metemos al horno en modo grill.
Lo vamos observando hasta que el queso quede fundido y comience a tostarse (más o menos entre 8 y 10 minutos). Cuando esto suceda, ya tenemos preparada nuestra Milanesa a la Pizza.
Servís una porción por comensal y a triunfar seguro.
Como habréis visto, es sencilla y barata. Y si tenéis la suerte de poder adquirir los productos de BioTTernera (en su página de facebook os cuentan como conseguirlos), os vais a chupar los dedos un par de días seguidos por lo menos.

Probarlo estas Fiestas y me decís!! 

 

Publicado en Carnes, Cocina internacional, Especiales | Deja un comentario

Ensalada fresca de patata

IMG_20160615_142234
Para hoy os he preparado una receta que me remonta muchos años atrás cuando mi madre nos la hacía en verano en Bardenas y que me trae muy buenos recuerdos de infancia. Es una ensalada de verano, fresca, fácil de hacer, muy económica y que os sacará de más de un apuro estos días de calor.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 Patatas medianas
2 Huevos duros
10 Tomates Cherry
2 Latas de atún en aceite
1 Lata de anchoas en aceite
1 Cucharadita de mostaza Louit
Sal marina
Sal Maldón
2 Cucharadas de vinagre de vino o similar
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Primero, tendremos que poner a cocer las patatas en una cacerola con agua suficiente para que cubra las patatas. Añadir media cucharada de sal marina al agua y las tenéis durante 10 minutos aproximadamente a fuego medio (sin que deje de hervir el agua). A partir de los 10 minutos de cocción, ir comprobando con un palillo largo o similar si las patatas están cocidas pinchando en varios puntos de las patatas.
Cuando el pincho se hunda lo suficiente sin que las notéis demasiado blandas, las sacáis del agua y las ponéis a remojo debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción. Reservarlas en la nevera hasta que montemos la ensalada.
A continuación, si no los habéis comprado ya cocidos, cocéis dos huevos y realizáis la misma operación que con las patatas. Agua fría y nevera hasta la preparación de la salsa.
Una vez hechas estas dos operaciones, toca preparar la salsa. Peláis los huevos duros y sacáis las yemas que pondréis en un recipiente. Con un tenedor, chafáis las yemas y añadís una pizca de sal marina, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olivalia, las dos cucharadas de vinagre y la cucharadita de mostaza Louit. Lo mezcláis todo bien y reserváis en la nevera hasta que montéis el plato.
Cuando las patatas estén frías (yo las dejo cocidas el día anterior), las peláis y las cortáis a rodajas no muy gruesas (como de un dedo más o menos).
En un plato o bandeja lo suficientemente grande, ponéis las rodajas extendidas y les ponéis por encima de cada rodaja una pizca de sal Maldón.
A continuación repartís las dos latas de atún en aceite por encima de cada patata teniendo en cuenta que todas las patatas tengan más o menos la misma cantidad de atún para que no se queje nadie. Una vez hecho esto, toca poner encima de cada patata, un filete de anchoa en aceite y un tomate cherry cortado por la mitad.
Cuando tengáis este último paso hecho, sacáis la salsa que habéis elaborado con las yemas y la mostaza de la nevera y con una cuchara rociáis por encima de cada una de las rodajas para que todas tengan su ración de salsa y queden jugosas.
Ya tenemos el plato casi terminado. Solo falta que paséis las claras del huevo duro por un rallador y lo esparzáis por encima de toda la ensalada. Si no tenéis rallador lo podéis hacer con un cuchillo pero cortando trocitos no muy grandes de clara.
Una ver realizado este último paso, ya la podéis servir en la mesa.
Tener a mano un buen pan de hogaza porque la salsa que queda en la bandeja o en los platos con el tomate cherry y la salsa de mostaza, está para untar un pan entero, ya os lo advierto…
Espero que os haya gustado y la pongáis en práctica pronto para que podáis contarme como os ha salido y si habéis triunfado con vuestros invitados.

Publicado en Ensaladas, Entre amigos, Especiales, Para compartir | Deja un comentario

Mousse de tortilla de calabacín con cebolla tierna

TORTILLA DE CALABACIN

La semana pasada, estuve en La Paúl comiendo con mis suegros y me regalaron un “presente” que me encanta cocinar y degustar. Un calabacín recién cogido del huerto.
Después de las peticiones en mi perfil de facebook pidiéndome la receta de esta tortilla que preparé anoche, os la paso para que la pongáis en práctica.
Es sencilla pero la verdad es que la textura la convierte en una “mousse”  muy especial y con la que vais a ganar cualquier concurso de tortillas al que os penséis presentar estas vacaciones.

INGREDIENTES PARA UNA TORTILLA
1 Calabacín mediano
Media cebolla tierna
4 Huevos frescos
1 Vaso de leche
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Con un pelador de patatas, cortar el calabacín a tiras finas en un recipiente y reservar. A continuación cortáis la media cebolla en juliana fina y la reserváis.
Ponéis en una sartén unas 6 cucharadas de aceite Olivalia y cuando empiece a calentarse, añadís la cebolla tierna. Si tapáis con una tapa la sartén, la cebolla os quedará mucho más tierna y se hará antes. Cuando veáis que se empieza a poner transparente la cebolla, le añadís una pizca de sal para que acabe de soltar el agua y comience a tener ese color marrón clarito que nos indica que ya podemos añadir el calabacín a la sartén.
Tapáis la sartén de nuevo para que se haga mejor y más rápido y cuando comprobéis que el calabacín se parte con facilidad con la pala que estéis empleando para darle vueltas, le ponéis otra pizca de sal.
Tened en cuenta que como el calabacín lo hemos laminado, facilitará mucho su cocción en la sartén.
Una vez veáis que el calabacín está totalmente blando (casi convertido en una pasta junto a la cebolla) lo retiráis del fuego y lo reserváis.
A continuación toca batir los huevos. Cuando los tengáis bien, pero bien batidos, casi que empiecen a emulsionar las claras (yo estoy unos cinco minutos dándole) añadís el vaso de leche y continuáis batiendo otro minuto aproximadamente. Ahora toca añadir otra pizca de sal a la mezcla.
A continuación y bien escurrido (yo utilizo un escurre-verduras) incorporáis la mezcla de la sartén al cuenco con los huevos batidos.
Lo volvéis a mezclar todo bien y reserváis.
Ponéis en una sartén no muy grande unas cucharadas del aceite de freír la cebolla y el calabacín y cuando empiece a calentarse, añadís la mezcla que tenéis con el huevo, el calabacín y la cebolla.
Es importante que no lo dejéis los primeros minutos que cuaje el fondo, así que tendréis que ir dándole alguna vuelta como si fueseis a hacer un revuelto de fuera de la sartén hacia el centro para que vaya quedando cuajada por toda la sartén a la vez. Parece complicado pero no lo es en absoluto.
Una vez veáis que empieza a cuajarse por los extremos de la tortilla, ahora si la dejáis un minuto y le dais la vuelta con un plato grande que os deje espacio para manejarla bien.
En mejor darle tres o cuatro vueltas a cada cara que dejarla mucho rato por una para que no se queme y la podáis controlar a vuestro gusto.
Otro detalle importante y que yo uso para que quede esponjosa por dentro pero cuajada porque así le gusta a Mabel, mi mujer, es ir pinchando con un tenedor en diversos puntos de la tortilla cada vez que le doy una vuelta.
El resultado es espectacular os lo garantizo y a cualquiera que se la sirváis en vuestra casa no va aquere irse hasta que no le paséis la receta.
Espero que os haya gustado y que probéis a hacerla estas vacaciones.

 

Publicado en Entre amigos, Para compartir, Tapas | 3 comentarios

Arroz a la Cubana

WP_20140605_005-004

Quizás sea uno de esos platos que más hacemos en casa por su sencillez, precio y porque además está riquísimo.
Es una válvula de escape para cualquier situación de apuro gastronómico y especialmente para los que no tienen una buena relación con los fogones o no les ha dado tiempo de hacer la compra semanal.

INGREDIENTES POR RACIÓN
1 Taza de arroz (yo suelo usar Brazal y cuando quiero lucirme, Prados del Colono de Valmuel)
2 Tazas de agua (usar la misma taza que usemos para el arroz)
1 Lata de atún en aceite
1 Brick pequeño de tomate frito
2 Huevos frescos
1 Hoja de laurel
1 Diente de ajo pelado y entero
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
Sal

ELABORACIÓN
Primero pondremos en una cacerola al fuego, las dos tazas de agua. Metemos la hoja de laurel, el diente de ajo y una pizca de sal.
Cuando rompa a hervir, añadimos la taza de arroz.
Transcurridos unos 12-15 minutos aproximadamente, comprobamos que el arroz está en su punto de cocción y lo ponemos directamente en el plato donde vayamos a servirlo.
A continuación, en una sartén, ponemos abundante aceite de oliva virgen extra Olivalia y cuando esté muy caliente (veréis que sale humo), freímos uno a uno los huevos sin dejar de bañarlo con el aceite por encima para que quede bien hecho por la clara pero poco por la yema.
Una vez frito el huevo, lo colocamos con el arroz blanco en el plato, le añades un poco de sal al gusto y así con el segundo huevo.
Calienta en un tarro el tomate frito en el microondas o en una cacerola al fuego durante unos minutos. Lo pones por encima del arroz una vez caliente y añades (bien escurrido), el atún en aceite.
Listo para comer…. es un verdadero manjar!!!!
Supongo que todos lo habréis hecho alguna vez y que cada uno tiene su fórmula secreta o preferida a la hora de elaborarlo.
Esta es la mía, aunque a veces, le he añadido salchichas, tacos de pechuga de pollo o lo que tengo por la nevera.

 

 

Publicado en Plato único, Productos | Deja un comentario

Tapa rápida de verano

_MG_5830

Siempre viene bien una buena tapa para cuando tenemos visitas inesperadas en casa, sobre todo en verano.
Os paso esta que hice el otro día y que resultó de lo más exitosa y sencilla

INGREDIENTES PARA 4 TAPAS

4 Rebanadas de pan no muy grandes ni muy anchas
4 Filetes de Arenque en aceite. Si queréis picante, también está muy bueno
1 Tomate rosa de Barbastro o de la huerta de Zaragoza
1 Pepinillo encurtido
1 Pimiento de piquillo en conserva
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia
Escamas de sal Maldón
Aceitunas rellenas para decorar

ELABORACIÓN

Poner en cada rebanada, un chorrito de Olivalia con unas escamas de sal Maldón.
A continuación, cortáis el tomate rosa de Barnastro en rodajas, ni muy finas ni muy gruesas (al gusto) y colocáis una encima de cada rebanada aliñada y ponéis encima de cada rodaja, un poquito de aceite Olivalia y unas escamas de Maldón.
Encima de las rodajas de tomate, colocáis un filete de arenque y encima (cortados a tiras) el pimiento de piquillo y el pepinillo encurtido.
Para decorar la tapa ponéis una oliva rellena en un palillo y lo pincháis para que no se mueva nada a la hora de comerla.
Espero que os guste y quedéis bien con vuestros invitados

 

Publicado en Tapas | Deja un comentario

Milhojas de pulpo

MILHOJAS DE PULPO

Hola de nuevo a todos.
Después de unos meses de nula actividad por motivos de trabajo, comienzo 2015 incorporando al blog una espectacular receta para que la pongáis en práctica este día de Reyes.
Mi querido pupilo Alejandro (Master Chef oficial), me ha enviado este milhojas de pulpo para que lo hagáis en casa estos días.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
1 Pulpo mediano
2 patatas medianas
2 yemas de huevo
½ hoja de gelatina
1 cucharada de pimentón
Perejil
Pimienta en grano
1 hoja de laurel
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
½ cucharada de vinagre
Sal

ELABORACIÓN:
Para cocer el pulpo, ponemos agua abundante en una cacerola y la llevamos a ebullición con unos granos de pimienta, un puñado de sal y la hoja de laurel. Introducimos el pulpo yo lo sacamos repetidamente en 3 ocasiones. Esto es para que la piel se adhiera y no la pierda durante la cocción. Finalmente dejamos cocer por espacio de 45 minutos. Retiramos (si tenéis opción de comprarlo cocido, os evitaréis este paso que es el más complicado).
Para confitar las patatas; las cubrimos con aceite de oliva virgen extra Olivalia, previamente lavadas para que suelten el almidón. Añadimos los ajos y dejamos que se hagan a un fuego suave. Escurrimos el aceite sobrante y añadimos sal y pimienta al gusto.
Para la gelatina de yema; cortamos media hoja de gelatina y la metemos en agua durante unos minutos. Separamos dos yemas de huevo, salpimentamos y echamos una cucharada de aceite de oliva. Semimontamos al baño maría con la gelatina, en ese instante, la llevamos a un molde con la forma deseada y enfriamos.
Para los aceites; por un lado el aceite de pimentón; mezclamos la cucharada de pimentón con medio vaso de aceite de Olivalia. Por el otro, el aceite de perejil; pasamos por el túrmix un poco de perejil y medio vaso de aceite de Olivalia.
Presentación;
En primer lugar, de base ponemos la gelatina de yema en forma de disco. Encima, el “milhojas de pulpo”, esto es, capa de patata confitada y capa de pulpo. En mi caso para que adquiera más sabor salteo el pulpo con un poco de aceite de pimentón y media cucharada de vinagre. Por último decoramos con los aceites y la hoja de perejil.
Un pequeño truco si cocéis el pulpo en casa:
Conviene congelarlo antes de la elaboración.

Espero que os guste y os salga como el de la fotografía…. espectacular!!

Feliz Año a tod@s

 

 

Publicado en Celebraciones, Especiales, Pescados, Segundos | Deja un comentario

Tostada de huevo y queso

HUEVOS CON QUESO-001
El otro día, paseando por la red, vi una receta que llamó mi atención, así que decidí ponerla en práctica y hoy la comparto con vosotr@s para que hagáis lo mismo porque merece la pena y os va a sorprender el resultado.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
4 Rebanadas de pan de molde
4 Huevos frescos
Queso Emmental rallado al gusto
Sal
ELABORACIÓN
Con una puntilla o un cuchillo que controléis, hacéis en cada rebanada una pequeña hendidura como a un dedo de distancia de la corteza.
A continuación, con una cuchara, presionáis la parte central para que quede el hueco en el centro de la rebanada.
Ponéis en cada rebanada un huevo fresco con una pizca de sal al gusto encima y alrededor un poco de queso Emmental rallado (se puede utilizar el queso que os guste, pero que funda bien).
A continuación ponéis en una bandeja de horno papel de aluminio o papel de horno y ponéis las rebanadas en la bandeja.
Con el horno a unos 180º, metéis la bandeja y lo dejáis unos cinco minutos (el tiempo de horneado depende de como os guste el huevo. Si os gusta al punto, con cinco minutos será suficiente, si os gusta más cuajado, lo vais controlando de vez en cuando).
Lo presentáis en la mesa y listo.
Lo podéis acompañar con alguna salsa, como tabasco, para el que le guste el picante.
Un plato perfecto para cuando se presenten visitas inesperadas o para alguna celebración especial.
Si lo queréis hacer en formato tapa, cortáis las rebanadas en cuatro partes y los hacéis con huevos de codorniz.

Publicado en Entre amigos, Especiales, Productos, Tapas | 4 comentarios

Salmorejo Cordobés

salmorejo-001
Para estos días de calorcito, nuestro fiel seguidor y gran chef, Alejandro Chueca, ha preparado un típico plato cordobés que os va a sorprender por su sencillez y por su similitud con el gazpacho.
Un riquísimo plato de verano que vais a poner en práctica seguro.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
1 Kilo de Tomates maduros
1 Diente de ajo
1 Trozo de pan del día anterior
1/4 de vaso de agua
2/4 de vaso de aceite de oliva Olivalia
Sal
Vinagre
1 Huevo duro
2 Filetes de jamón serrano (D.O. Teruel)
2 Hojas de tomatera (opcional)
ELABORACIÓN
En un vaso batidor, ponemos los tomates con piel, un par de hojas de tomatera, el diente de ajo (recomendable quitar el germen de centro del ajo, para que no repita tanto), el trozo pan del día anterior, el agua, sal, vinagre y aceite de oliva. Batimos todo bien durante dos minutos.
Una vez esté todo bien batido, probamos y rectificamos de sal y de vinagre, en caso de pasarnos, añadimos más tomate y agua.
Pasamos por un chino (colador) todo el contenido para eliminar las pepitas y la piel del tomate.
Dejamos en la nevera unas horas y servimos muy frío adornándolo con el huevo cocido y el jamón cortado en trocitos pequeños.
Nota: Las hojas de tomatera son opcionales, pero le aportarán olor y sabor a nuestro plato.
Como veis es bastante sencillo y para este verano os sacará de más de un apuro.

Publicado en Ensaladas, Entre amigos, Especiales | Deja un comentario