Ensalada fresca de patata

IMG_20160615_142234
Para hoy os he preparado una receta que me remonta muchos años atrás cuando mi madre nos la hacía en verano en Bardenas y que me trae muy buenos recuerdos de infancia. Es una ensalada de verano, fresca, fácil de hacer, muy económica y que os sacará de más de un apuro estos días de calor.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 Patatas medianas
2 Huevos duros
10 Tomates Cherry
2 Latas de atún en aceite
1 Lata de anchoas en aceite
1 Cucharadita de mostaza Louit
Sal marina
Sal Maldón
2 Cucharadas de vinagre de vino o similar
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Primero, tendremos que poner a cocer las patatas en una cacerola con agua suficiente para que cubra las patatas. Añadir media cucharada de sal marina al agua y las tenéis durante 10 minutos aproximadamente a fuego medio (sin que deje de hervir el agua). A partir de los 10 minutos de cocción, ir comprobando con un palillo largo o similar si las patatas están cocidas pinchando en varios puntos de las patatas.
Cuando el pincho se hunda lo suficiente sin que las notéis demasiado blandas, las sacáis del agua y las ponéis a remojo debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción. Reservarlas en la nevera hasta que montemos la ensalada.
A continuación, si no los habéis comprado ya cocidos, cocéis dos huevos y realizáis la misma operación que con las patatas. Agua fría y nevera hasta la preparación de la salsa.
Una vez hechas estas dos operaciones, toca preparar la salsa. Peláis los huevos duros y sacáis las yemas que pondréis en un recipiente. Con un tenedor, chafáis las yemas y añadís una pizca de sal marina, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olivalia, las dos cucharadas de vinagre y la cucharadita de mostaza Louit. Lo mezcláis todo bien y reserváis en la nevera hasta que montéis el plato.
Cuando las patatas estén frías (yo las dejo cocidas el día anterior), las peláis y las cortáis a rodajas no muy gruesas (como de un dedo más o menos).
En un plato o bandeja lo suficientemente grande, ponéis las rodajas extendidas y les ponéis por encima de cada rodaja una pizca de sal Maldón.
A continuación repartís las dos latas de atún en aceite por encima de cada patata teniendo en cuenta que todas las patatas tengan más o menos la misma cantidad de atún para que no se queje nadie. Una vez hecho esto, toca poner encima de cada patata, un filete de anchoa en aceite y un tomate cherry cortado por la mitad.
Cuando tengáis este último paso hecho, sacáis la salsa que habéis elaborado con las yemas y la mostaza de la nevera y con una cuchara rociáis por encima de cada una de las rodajas para que todas tengan su ración de salsa y queden jugosas.
Ya tenemos el plato casi terminado. Solo falta que paséis las claras del huevo duro por un rallador y lo esparzáis por encima de toda la ensalada. Si no tenéis rallador lo podéis hacer con un cuchillo pero cortando trocitos no muy grandes de clara.
Una ver realizado este último paso, ya la podéis servir en la mesa.
Tener a mano un buen pan de hogaza porque la salsa que queda en la bandeja o en los platos con el tomate cherry y la salsa de mostaza, está para untar un pan entero, ya os lo advierto…
Espero que os haya gustado y la pongáis en práctica pronto para que podáis contarme como os ha salido y si habéis triunfado con vuestros invitados.

Publicado en Ensaladas, Entre amigos, Especiales, Para compartir | Deja un comentario

Mousse de tortilla de calabacín con cebolla tierna

TORTILLA DE CALABACIN

La semana pasada, estuve en La Paúl comiendo con mis suegros y me regalaron un “presente” que me encanta cocinar y degustar. Un calabacín recién cogido del huerto.
Después de las peticiones en mi perfil de facebook pidiéndome la receta de esta tortilla que preparé anoche, os la paso para que la pongáis en práctica.
Es sencilla pero la verdad es que la textura la convierte en una “mousse”  muy especial y con la que vais a ganar cualquier concurso de tortillas al que os penséis presentar estas vacaciones.

INGREDIENTES PARA UNA TORTILLA
1 Calabacín mediano
Media cebolla tierna
4 Huevos frescos
1 Vaso de leche
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia

ELABORACIÓN
Con un pelador de patatas, cortar el calabacín a tiras finas en un recipiente y reservar. A continuación cortáis la media cebolla en juliana fina y la reserváis.
Ponéis en una sartén unas 6 cucharadas de aceite Olivalia y cuando empiece a calentarse, añadís la cebolla tierna. Si tapáis con una tapa la sartén, la cebolla os quedará mucho más tierna y se hará antes. Cuando veáis que se empieza a poner transparente la cebolla, le añadís una pizca de sal para que acabe de soltar el agua y comience a tener ese color marrón clarito que nos indica que ya podemos añadir el calabacín a la sartén.
Tapáis la sartén de nuevo para que se haga mejor y más rápido y cuando comprobéis que el calabacín se parte con facilidad con la pala que estéis empleando para darle vueltas, le ponéis otra pizca de sal.
Tened en cuenta que como el calabacín lo hemos laminado, facilitará mucho su cocción en la sartén.
Una vez veáis que el calabacín está totalmente blando (casi convertido en una pasta junto a la cebolla) lo retiráis del fuego y lo reserváis.
A continuación toca batir los huevos. Cuando los tengáis bien, pero bien batidos, casi que empiecen a emulsionar las claras (yo estoy unos cinco minutos dándole) añadís el vaso de leche y continuáis batiendo otro minuto aproximadamente. Ahora toca añadir otra pizca de sal a la mezcla.
A continuación y bien escurrido (yo utilizo un escurre-verduras) incorporáis la mezcla de la sartén al cuenco con los huevos batidos.
Lo volvéis a mezclar todo bien y reserváis.
Ponéis en una sartén no muy grande unas cucharadas del aceite de freír la cebolla y el calabacín y cuando empiece a calentarse, añadís la mezcla que tenéis con el huevo, el calabacín y la cebolla.
Es importante que no lo dejéis los primeros minutos que cuaje el fondo, así que tendréis que ir dándole alguna vuelta como si fueseis a hacer un revuelto de fuera de la sartén hacia el centro para que vaya quedando cuajada por toda la sartén a la vez. Parece complicado pero no lo es en absoluto.
Una vez veáis que empieza a cuajarse por los extremos de la tortilla, ahora si la dejáis un minuto y le dais la vuelta con un plato grande que os deje espacio para manejarla bien.
En mejor darle tres o cuatro vueltas a cada cara que dejarla mucho rato por una para que no se queme y la podáis controlar a vuestro gusto.
Otro detalle importante y que yo uso para que quede esponjosa por dentro pero cuajada porque así le gusta a Mabel, mi mujer, es ir pinchando con un tenedor en diversos puntos de la tortilla cada vez que le doy una vuelta.
El resultado es espectacular os lo garantizo y a cualquiera que se la sirváis en vuestra casa no va aquere irse hasta que no le paséis la receta.
Espero que os haya gustado y que probéis a hacerla estas vacaciones.

 

Publicado en Entre amigos, Para compartir, Tapas | 2 comentarios

Arroz a la Cubana

WP_20140605_005-004

Quizás sea uno de esos platos que más hacemos en casa por su sencillez, precio y porque además está riquísimo.
Es una válvula de escape para cualquier situación de apuro gastronómico y especialmente para los que no tienen una buena relación con los fogones o no les ha dado tiempo de hacer la compra semanal.

INGREDIENTES POR RACIÓN
1 Taza de arroz (yo suelo usar Brazal y cuando quiero lucirme, Prados del Colono de Valmuel)
2 Tazas de agua (usar la misma taza que usemos para el arroz)
1 Lata de atún en aceite
1 Brick pequeño de tomate frito
2 Huevos frescos
1 Hoja de laurel
1 Diente de ajo pelado y entero
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
Sal

ELABORACIÓN
Primero pondremos en una cacerola al fuego, las dos tazas de agua. Metemos la hoja de laurel, el diente de ajo y una pizca de sal.
Cuando rompa a hervir, añadimos la taza de arroz.
Transcurridos unos 12-15 minutos aproximadamente, comprobamos que el arroz está en su punto de cocción y lo ponemos directamente en el plato donde vayamos a servirlo.
A continuación, en una sartén, ponemos abundante aceite de oliva virgen extra Olivalia y cuando esté muy caliente (veréis que sale humo), freímos uno a uno los huevos sin dejar de bañarlo con el aceite por encima para que quede bien hecho por la clara pero poco por la yema.
Una vez frito el huevo, lo colocamos con el arroz blanco en el plato, le añades un poco de sal al gusto y así con el segundo huevo.
Calienta en un tarro el tomate frito en el microondas o en una cacerola al fuego durante unos minutos. Lo pones por encima del arroz una vez caliente y añades (bien escurrido), el atún en aceite.
Listo para comer…. es un verdadero manjar!!!!
Supongo que todos lo habréis hecho alguna vez y que cada uno tiene su fórmula secreta o preferida a la hora de elaborarlo.
Esta es la mía, aunque a veces, le he añadido salchichas, tacos de pechuga de pollo o lo que tengo por la nevera.

 

 

Publicado en Plato único, Productos | Deja un comentario

Tapa rápida de verano

_MG_5830

Siempre viene bien una buena tapa para cuando tenemos visitas inesperadas en casa, sobre todo en verano.
Os paso esta que hice el otro día y que resultó de lo más exitosa y sencilla

INGREDIENTES PARA 4 TAPAS

4 Rebanadas de pan no muy grandes ni muy anchas
4 Filetes de Arenque en aceite. Si queréis picante, también está muy bueno
1 Tomate rosa de Barbastro o de la huerta de Zaragoza
1 Pepinillo encurtido
1 Pimiento de piquillo en conserva
Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina Olivalia
Escamas de sal Maldón
Aceitunas rellenas para decorar

ELABORACIÓN

Poner en cada rebanada, un chorrito de Olivalia con unas escamas de sal Maldón.
A continuación, cortáis el tomate rosa de Barnastro en rodajas, ni muy finas ni muy gruesas (al gusto) y colocáis una encima de cada rebanada aliñada y ponéis encima de cada rodaja, un poquito de aceite Olivalia y unas escamas de Maldón.
Encima de las rodajas de tomate, colocáis un filete de arenque y encima (cortados a tiras) el pimiento de piquillo y el pepinillo encurtido.
Para decorar la tapa ponéis una oliva rellena en un palillo y lo pincháis para que no se mueva nada a la hora de comerla.
Espero que os guste y quedéis bien con vuestros invitados

 

Publicado en Tapas | Deja un comentario

Milhojas de pulpo

MILHOJAS DE PULPO

Hola de nuevo a todos.
Después de unos meses de nula actividad por motivos de trabajo, comienzo 2015 incorporando al blog una espectacular receta para que la pongáis en práctica este día de Reyes.
Mi querido pupilo Alejandro (Master Chef oficial), me ha enviado este milhojas de pulpo para que lo hagáis en casa estos días.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
1 Pulpo mediano
2 patatas medianas
2 yemas de huevo
½ hoja de gelatina
1 cucharada de pimentón
Perejil
Pimienta en grano
1 hoja de laurel
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
½ cucharada de vinagre
Sal

ELABORACIÓN:
Para cocer el pulpo, ponemos agua abundante en una cacerola y la llevamos a ebullición con unos granos de pimienta, un puñado de sal y la hoja de laurel. Introducimos el pulpo yo lo sacamos repetidamente en 3 ocasiones. Esto es para que la piel se adhiera y no la pierda durante la cocción. Finalmente dejamos cocer por espacio de 45 minutos. Retiramos (si tenéis opción de comprarlo cocido, os evitaréis este paso que es el más complicado).
Para confitar las patatas; las cubrimos con aceite de oliva virgen extra Olivalia, previamente lavadas para que suelten el almidón. Añadimos los ajos y dejamos que se hagan a un fuego suave. Escurrimos el aceite sobrante y añadimos sal y pimienta al gusto.
Para la gelatina de yema; cortamos media hoja de gelatina y la metemos en agua durante unos minutos. Separamos dos yemas de huevo, salpimentamos y echamos una cucharada de aceite de oliva. Semimontamos al baño maría con la gelatina, en ese instante, la llevamos a un molde con la forma deseada y enfriamos.
Para los aceites; por un lado el aceite de pimentón; mezclamos la cucharada de pimentón con medio vaso de aceite de Olivalia. Por el otro, el aceite de perejil; pasamos por el túrmix un poco de perejil y medio vaso de aceite de Olivalia.
Presentación;
En primer lugar, de base ponemos la gelatina de yema en forma de disco. Encima, el “milhojas de pulpo”, esto es, capa de patata confitada y capa de pulpo. En mi caso para que adquiera más sabor salteo el pulpo con un poco de aceite de pimentón y media cucharada de vinagre. Por último decoramos con los aceites y la hoja de perejil.
Un pequeño truco si cocéis el pulpo en casa:
Conviene congelarlo antes de la elaboración.

Espero que os guste y os salga como el de la fotografía…. espectacular!!

Feliz Año a tod@s

 

 

Publicado en Celebraciones, Especiales, Pescados, Segundos | Deja un comentario

Tostada de huevo y queso

HUEVOS CON QUESO-001
El otro día, paseando por la red, vi una receta que llamó mi atención, así que decidí ponerla en práctica y hoy la comparto con vosotr@s para que hagáis lo mismo porque merece la pena y os va a sorprender el resultado.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
4 Rebanadas de pan de molde
4 Huevos frescos
Queso Emmental rallado al gusto
Sal
ELABORACIÓN
Con una puntilla o un cuchillo que controléis, hacéis en cada rebanada una pequeña hendidura como a un dedo de distancia de la corteza.
A continuación, con una cuchara, presionáis la parte central para que quede el hueco en el centro de la rebanada.
Ponéis en cada rebanada un huevo fresco con una pizca de sal al gusto encima y alrededor un poco de queso Emmental rallado (se puede utilizar el queso que os guste, pero que funda bien).
A continuación ponéis en una bandeja de horno papel de aluminio o papel de horno y ponéis las rebanadas en la bandeja.
Con el horno a unos 180º, metéis la bandeja y lo dejáis unos cinco minutos (el tiempo de horneado depende de como os guste el huevo. Si os gusta al punto, con cinco minutos será suficiente, si os gusta más cuajado, lo vais controlando de vez en cuando).
Lo presentáis en la mesa y listo.
Lo podéis acompañar con alguna salsa, como tabasco, para el que le guste el picante.
Un plato perfecto para cuando se presenten visitas inesperadas o para alguna celebración especial.
Si lo queréis hacer en formato tapa, cortáis las rebanadas en cuatro partes y los hacéis con huevos de codorniz.

Publicado en Entre amigos, Especiales, Productos, Tapas | 4 comentarios

Salmorejo Cordobés

salmorejo-001
Para estos días de calorcito, nuestro fiel seguidor y gran chef, Alejandro Chueca, ha preparado un típico plato cordobés que os va a sorprender por su sencillez y por su similitud con el gazpacho.
Un riquísimo plato de verano que vais a poner en práctica seguro.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
1 Kilo de Tomates maduros
1 Diente de ajo
1 Trozo de pan del día anterior
1/4 de vaso de agua
2/4 de vaso de aceite de oliva Olivalia
Sal
Vinagre
1 Huevo duro
2 Filetes de jamón serrano (D.O. Teruel)
2 Hojas de tomatera (opcional)
ELABORACIÓN
En un vaso batidor, ponemos los tomates con piel, un par de hojas de tomatera, el diente de ajo (recomendable quitar el germen de centro del ajo, para que no repita tanto), el trozo pan del día anterior, el agua, sal, vinagre y aceite de oliva. Batimos todo bien durante dos minutos.
Una vez esté todo bien batido, probamos y rectificamos de sal y de vinagre, en caso de pasarnos, añadimos más tomate y agua.
Pasamos por un chino (colador) todo el contenido para eliminar las pepitas y la piel del tomate.
Dejamos en la nevera unas horas y servimos muy frío adornándolo con el huevo cocido y el jamón cortado en trocitos pequeños.
Nota: Las hojas de tomatera son opcionales, pero le aportarán olor y sabor a nuestro plato.
Como veis es bastante sencillo y para este verano os sacará de más de un apuro.

Publicado en Ensaladas, Entre amigos, Especiales | Deja un comentario

Salmón a la naranja con almejas

WP_20140607_004-001

El otro día, que fui a ver a mi padre, bajé al mercado Teruel (en el Pº Teruel) y en el puesto de Javi, encontré un salmón que tenía una pinta exquisita.
Compré 4 filetes y me regaló unas pocas almejas (que eran más para comer crudas con limón) impresionantes y me dispuse a hacer un guiso que no hacía hace mucho tiempo.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
8 Filetes no muy grandes de salmón
12 Almejas
3 Naranjas de zumo
1 Ramillete de perejil fresco
Sal
Aceite de oliva Olivalia
ELABORACIÓN
Lo primero que tenéis que hacer es repasar bien el salmón para que no tenga espinas. Las podéis extraer fácilmente con una pinzas especiales de pescado y si no las tenéis, podéis hacerlo con una de depilar, limpiándolas bien previamente.
Una vez tengáis el pescado limpio, en una cacerola plana, ponéis un poco de aceite Olivalia y freís los trozos del salmón con un poquito de sal, vuelta y vuelta para que no se quede seco.
Cuando terminéis de freír todos los trozos de salmón, los sacáis de la cacerola y ponéis el zumo de las tres naranjas y lo tenéis a fuego medio durante cinco minutos para que vaya reduciendo.
Cuando hayan pasado los cinco minutos y veáis que ha reducido el zumo de naranja, añadís de nuevo los trozos del salmón y las almejas y lo tapáis para que abran en el zumo.
A continuación picáis unas ramitas de perejil, al gusto de cada uno y las añadís al guiso.
Cuando se hayan abierto las almejas, retiráis el guiso del fuego para que no quede seco el salmón y lo rectificáis de sal. Tened en cuenta que la naranja le va a dar mucho dulzor al guiso.
Ya me diréis que os ha parecido y si os sale como el que se comió mi padre el otro día, enhorabuena!!!!.

Publicado en Pescados | 4 comentarios

COSTILLAS DE CERDO BARBACOA

WP_20140411_007-001
Hace tiempo que quería poner en práctica este sistema de elaborar carne. Estas fiestas de navidad, mi cuñada Eva, me regaló una botella de la salsa barbacoa solidaria de la marca de Paul Newman que compró en Taste of América en su tienda de Zaragoza.
Newmans
Tenía ganas de poner en práctica este aderezo que tanto me gusta y decidí comprar un par de costillares enteros de cerdo y hacerlo un sábado que teníamos cena de amigos en casa.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 Costillares de cerdo enteros
1 Frasco de salsa barbacoa de Newman´s Own (o similar)
Sal
Pimienta negra molida
ELABORACIÓN
Lo primero que haremos es pasar por debajo del grifo los costillares para que se humedezcan un poco.
Una vez hecho esto, los salpimentamos por las dos caras y los envolveremos en papel de aluminio bien cerrado para cocinarlo en el horno en “papillote”.
Lo metemos al horno a 160º durante 1 hora y 15´.
Una vez transcurrido este tiempo, abrimos el papillote y veréis que ha soltado todo el líquido. Con una brocha, rociamos bien la cara superior y lo metemos al horno a 220º durante 10 minutos y sin tapar con el papel de aluminio. Una vez transcurridos los diez minutos, le damos la vuelta y hacemos lo mismo en la otra cara, untamos con la brocha y la salsa barbacoa y otros diez minutos. Este proceso hay que hacerlo dos veces por cada cara del costillar.
Una vez hecho las cuatro veces (dos por cada cara) y transcurridos los diez minutos de horno por cada cara, ya está listo para servir.
La verdad es un plato muy sencillo pero que requiere de tiempo, así que si lo vais a elaborar, tened en cuenta que necesitaréis dos horas para cocinarlo bien.
Espero que os guste y lo disfrutéis.

Publicado en Carnes, Cocina internacional, Entre amigos, Especiales, Segundos | Deja un comentario

Risotto de setas y trigueros

Risotto-001
Hoy nos toca elaborar un plato muy muy especial con un exquisito arroz aragonés y que no es otro que Prados del Colono de Valmuél (Teruel).
Otra exquisita receta que debemos a nuestro “Master Chef” particular, Alejandro Chueca y que como veréis, no necesita ningún curso ni programa de televisión para saber que es uno de los mejores cocineros amateurs que me he encontrado nunca. 
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

2 Vasos de Arroz Prados del Colono
1 Diente de ajo
1 Cebolla mediana
1 Puerro
½ Pimiento rojo
Setas variadas
12 Espárragos trigueros (2 por plato)
¼ Vaso de vino blanco
1 cucharada de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra Olivalia
Sal
Pimienta negra, pimienta rosa y blanca
Especias (orégano, perejil y guindilla) al gusto
1 Cucharada de queso mascarpone.
3 Cucharas de queso estilo parmesano o Idiazábal
ELABORACIÓN
Primero tendremos que elaborar un buen caldo de carne con sus ingredientes habituales (carcasa de pollo, alguna verdura al gusto, trocito de jamón, etc) o si vas un poco pillad@ de tiempo, lo puedes comprar ya hecho.
Rallamos queso parmesano y hacemos la teja. Para realizarla, en un molde antiadherente o en un papel de horno, ponemos un poco de queso y gratinamos a unos 200ºC, hasta que quede fundido. Dejamos enfriar y reservamos para la presentación.
Para el Risotto, en una cazuela ponemos una cucharada de aceite de oliva Olivalia con la cucharada de mantequilla y pochamos todas las verduras (espárragos trigueros solamente 4 de los 12 que tenemos, el resto será para decorar) cortadas al gusto. Es conveniente que no sean trozos muy gruesos para que resulte agradable al comerlo.
Añadimos el vino blanco, y seguidamente el arroz, dándole unas vueltas para que se integren los aromas con el fuego a una potencia media, nunca fuerte.
Conforme empiece a evaporar el vino blanco, incorporaremos cazo a cazo, el caldo. El truco fundamental del Risotto es añadir el caldo caliente de poco en poco, y no parar de remover, para que el arroz suelte el almidón y nos quede una textura melosa.
Cuando observemos que el grano de arroz ya está casi hecho, pero le queda unos dos o tres minutos, incorporamos el queso mascarpone y el queso parmesano, damos unas vueltas y rectificamos de sal y pimienta. También podemos añadir un poco de aceite de oliva en este paso, para reforzar el sabor.
Al final, a la hora de servir, añadimos las especias al gusto y espolvoreamos más queso parmesano.
Para la presentación, colocamos la teja de queso encima de la ración de risotto y un par de espárragos trigueros por ración hechos a la plancha previamente.
Como veréis en la fotografía, en la base del plato podéis poner un “brochazo” de Aceto balsámico. Le dará un toque especial.

Publicado en Especiales, Productos | Deja un comentario